5 lugares que no te podés perder en el Sudeste Asiático


Te contamos acerca de 5 lugares que no están en el típico itinerario y no podes dejar de visitar en tu viaje al Sudeste Asiático.

Pindaya, en Myanmar: pequeño pueblo camino a Kalaw. La pagoda Shwe Oo Min se encuentra en una cueva natural repleta de imágenes de Buda que fueron donadas por locales, se encuentran iluminadas estratégicamente.

Barrio musulmán, en Singapur: Kampong Glam es el nombre de este barrio. La calle Muscat es la más turística con sus palmeras, restaurantes de comida halal y bares de shisha, y donde se encuentra la mezquita Masjid Sultan. Arab Street es la avenida principal del barrio y aquí está la mayoría de la oferta orientada a los locales, por lo tanto la más auténtica.

Mae Salong, en Tailandia: también conocido como Santikhiri, es un destino poco turístico, montañoso, de clima fresco y plantaciones de té. Sus fundadores fueron exiliados chinos durante la revolución comunista (1949), por lo cual Mae Salong es como una pequeña China: hablan yunanés, miran TV y comen comida china. Todas las mañanas hay un colorido mercado. Cerca hay varias aldeas de minorías étnicas.

Parque Nacional Phong Nha-Ke Bànge, en Vietnam: este bosque contiene las montañas kársticas más antiguas de Asia, y cuevas con ríos, cascadas y corrientes submarinas en su interior. Desde Son Trach, el pueblo más cercano, salen tours, barcas, y alquilan bicicletas para recorrerlo. No es un paseo para hacer con poco presupuesto.

Isla Pulau Kapas, en Malasia: está muy cerca de Tioman pero tiene un espíritu más relajado. Hay zonas sin tantos turistas, bares, restaurantes, y hoteles que ocupen la playa. La arena es blanca, las aguas turquesas, y hay corales y peces a la vista. Llevar repelente para los mosquitos que molestan sobre todo al atardecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *