Un oasis entre tanto shopping y avenida

¿Cerca del alto Palermo? ¿Un lugar con tragos de autor y morfi a la altura? No te creo

Federico Vaintraub y Hernán Calliari tienen experiencia atrás de la barra y en servicio. Pero estaban de acuerdo en la casi nula oferta en Buenos Aires de bares con buena coctelería, rica comida para acompañar, y que no te rompan la cabeza con los precios. Así nació Faraday: un cartel que sólo anuncia BAR nos invita a subir un piso por escaleras, y encontrarnos con un amplio espacio, con techos altos, balcón, luces tipo arquitecto y tenues, ideal tanto para una cita como para un grupo de amigos. El nivel de la música es ideal para charlar.

Hay tragos de su laboratorio como el Herbie (gin Tanqueray, tónica, lima y almíbar de eneldo, $140) y el Bloody Faraday (Smirnoff, Jim Beam, jalapeño verde, jugo de tomate, Talisker, $160), y otros más clásicos como el Cynar Julep (Cynar, Gordon’s, menta, jugo de pomelo, $130) y el Pisco Sour ($130). Además, una amplísima variedad de whiskies escoceses, irlandeses, americanos y single malt. Claro, también hay cervezas entre las que destaca la chilena Kunstsmann ($120 de 500ml.), y vinos por botella ($240-$340) o por copa ($70).

La carta de comidas la creó Julieta Oriolo, quien además de ser esposa de Hernán es la dueña del restaurante La Alacena. Los gnocchi de ricota con manteca de salvia y limón ($150) son como una nube. La mayoría de las propuestas son para comer con las manos y sorprenderse por sus sabores explosivos y exóticos: ciruelas presidente horneadas con panceta y muzzarella ($75), jalapeños rellenos de ricota, queso de cabra y chutney de tomates ($80), o Langosthai (con salsa de soja y pescado, cilantro, jengibre y mayo de lima, $150).

De martes a viernes de 19 a 21 y los sábados de 20 a 22 hay happy hour: 2×1 en cocktails y porrón de Heineken a $50. El primer lunes de cada mes organizan una Gastro-night, ya que el lunes es el día libre de quienes trabajan en el rubro. La cocina ese día está abierta desde desde las 19 hasta las 3 de la mañana, con promociones, y un DJ invitado musicaliza la noche.

Hernan y Federico crearon uno de esos lugares que son necesarios en la ciudad, que se abre camino en un barrio muy poco nocturno. Ideal para ir a ver una peli independiente en un ciclo de Cinemark y después tomarse unas copas a lo Hemingway.

Faraday queda en Bulnes 2022, barrio de Palermo. Teléfono: 4822-1673. Abierto martes y miércoles de 19 a 01:30, jueves hasta las 2, viernes hasta las 2:30 y sábados de 20 a 2:30. Instagram: @FaradayBA

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *