Parar un poco y tomar un buen café en el centro

De 8 a 20 el centro de la ciudad se pone movido: oficinistas apurados, deliverys atrasados, ruidos de obras en construcción, manifestaciones constantes… Pero también tiene su encanto: sus plazas con pastito que invitan al picnic de mediodía, las cúpulas de los palacios históricos, los bares antiguos, y la novedad: rincones donde sirven cafés elaborados con buenas máquinas y granos de calidad. Sí, no sólo en Palermo y en Recoleta es posible disfrutar de un delicioso flat white (doble shot de café, cortado con leche poco espumosa) con dibujito mientras lees el diario, rolleas por Instagram o simplemente miras la gente pasar.

Hábito Café

Desde que lo conocí quiero ser habitué de este lugar. Está en una calle muy tranquila a pocas cuadras de la UADE. Al fondo funciona el pequeño teatro La Ranchería, que le otorga un clima de espera sin apuro. Tiene una barra que da a la calle ideal para ver los adoquines mientras se toma un ristretto ($42) o un flat white ($65) y se hojea alguno de los libros de la mini biblioteca. Los granos que usan son un blend cosechado en tierras altas brasileras de beneficio o fermentación natural, que vendría a ser el “cosecha tardía” en lo que a café refiere. Según aclaran, es el único lugar en Buenos Aires donde exportan ese tipo de  grano. Detrás de la barra están Javier o Matías, sus dueños, y las mozas Majo o Daniela te atienden siempre con buena onda. Para comer, pastelería (¡los alfajorcitos de coco y dulce de leche!) y almuerzos sencillos (plato de la semana, tartas, sándwiches y ensaladas). Una curiosidad es el café con jugo de naranja o con agua tónica ($79). México 1152. De lunes a viernes de 8:30 a 19:30.

Santa Café

En la calle Moreno, frente al edificio Intercontinental (que en el lobby alberga un industrial Starbucks), se encuentra este rinconcito. Juan David y Laura son de Colombia, y Miguel Ángel venezolano,  por eso bien saben de café, además de portar sonrisa y buena onda caribeñas. El blend que utilizan es peruano. Al mediodía ofrecen un plato del día bien caserito (que podrían ser un sándwich o arepa de pastrón, rúcula, queso y chutney de zanahoria, o una lasagna vegetariana), más vaso de jugo y café al final por $140. Recomiendan probar el café antes de endulzarlo. Ideal para comer rápido y sano, y seguir el día con alegría. Moreno 818. De lunes a viernes de 8 a 19.

Negro, Cueva de Café

Sus paredes de ladrillo sin revocar, sus luces cálidas, el elegante color negro preponderante y la cuidada banda sonora hacen de este lugar un refugio ideal para respirar después o en medio de un día de trabajo. Suelen sonar bandas como Belle & Sebastian, Nina Simone y Cat Power. Tienen un usuario al que podés seguir en Spotify: “negrocuevadecafé”. Muchos ejecutivos lo usan como lugar fijo de reunión por su tranquilidad y calidad. Todos los jueves un menú con plato (por ejemplo ternera macerada en hierbas con arroz), limonada y café a partir de $170. Además de esta, hay una sucursal en Tucumán 1327 y otra en Marcelo T. de Alvear 790. Suipacha 637. De lunes a viernes de 8:30 a 19.

Precios de septiembre de 2017

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *